Warning: session_start(): open(/home/aperitivoslareal.com/tmp/sess_kv93rpajcjpnfbpqp4h594i8p3, O_RDWR) failed: Disk quota exceeded (122) in /usr/home/aperitivoslareal.com/web/wp-content/plugins/the-holiday-calendar/the-holiday-calendar.php on line 76 Warning: session_start(): Failed to read session data: files (path: /home/aperitivoslareal.com/tmp) in /usr/home/aperitivoslareal.com/web/wp-content/plugins/the-holiday-calendar/the-holiday-calendar.php on line 76 10 consejos para envejecer de forma saludable - La Real

BLOG - LA DESPENSA DE LA REAL

10 consejos para envejecer de forma saludable

Seguir los ‘tips’ que a continuación van a ser descritos con claridad y brevedad te ayudarán a hacerte mayor de una forma saludable evitando así la aparición de posibles patologías y otras enfermedades que entorpezcan tu vida diaria. Y es que el bienestar y la salud de uno mismo poco tienen que ver con la buena suerte, más bien está relacionado con un estilo de vida y rutinas que aporten calidad y vitalidad a tu existencia. Sigue leyendo:

1. La dieta inflamatoria, la más beneficiosa

Para estar sano todos los días de tu vida es muy importante que pongas el foco en la alimentación. Esto no quiere decir que no puedas permitirte el lujo de disfrutar de buenos aperitivos españoles como son la típica tortilla de patatas o variados frutos secos naturales, pero lo cierto es que en términos generales deberías optar por planes de dieta que prevengan la inflamación y que aminoren así el riesgo que pueden producir enfermedades propias de la edad en la que te encuentres.

El menú idóneo debe incluir sobre todo una gran cantidad de verduras, hortalizas y frutas, así como mucho pescado o marisco. Desde luego, los menos indicados y que más favorecen la inflamación son el azúcar, las grasas trans o las comidas precocinadas. Aunque te sea difícil, intenta evitarlos siempre que puedas.

2. Usa si es necesario complementos nutricionales

Si no eres muy estricto con la dieta mencionada anteriormente opta entonces por suplementos nutricionales que le aporten a tu cuerpo los minerales y vitaminas que le falten, que muchas veces también se pueden conseguir a través de la ingesta de aperitivos tan deliciosos como los pepinillos o los frutos secos marca España. Entre los más aconsejables se encuentran el Omega 3 y la Curcumina:

El Omega 3 es verdaderamente esencial para el ser humano porque reactiva el funcionamiento óptimo del cerebro, el corazón o los ojos, muy relevante por tanto para retrasar el envejecimiento. Tenlo claro, si no comes pescado de tipo no graso al menos un par de veces a la semana, toma este beneficioso complemento nutricional.

La cúrcuma se viene usando desde la India milenaria por sus muchos beneficios. Su principal  componente es la curcumina y es muy  recomendable para luchar contra la inflamación y la senescencia celular, que es un proceso natural del organismo humano que acelera el indeseable envejecimiento.

3. Actividad física regular

Es más que aconsejable dedicarle, al menos, media hora aproximadamente al ejercicio moderado todos los días de la semana. Si puedes elegir, caminar por el campo es una buena alternativa. Lo ideal serían algo más de 4.500 pasos al día: en la actualidad existen apps totalmente gratuitas que te permiten medirlo con precisión e incluso hacer un seguimiento de tus valores corporales tras cada práctica. Eso sí,  no olvides nunca antes del entrenamiento desayunar bien o comerte algún aperitivo español como los frutos secos, que te aporten calorías y energía.

Hacer ejercicio físico es muy útil para mantener en buen estado los músculos, los huesos y conseguir estar en tu masa corporal ideal según tu edad y altura. Nunca es tarde para integrar estas rutinas en tu vida diaria, aunque lo cierto es que cuanto antes empieces mejores beneficios conseguirás para tu cuerpo: notarás como tu flexibilidad y resistencia te acompañarán cumplas los años que cumplas.

4. Entrena también a tu mente

El ejercicio físico después de haberte hidratado y comido aperitivos españoles ricos en vitaminas y minerales te permitirá estar saludable y fuerte, pero igual de importante es que entrenes tu mente y memoria con cierta regularidad con fáciles ejercicios que puedes encontrar en apps o en papelerías, si eres más tradicional: sopas de letra, lecturas de libros, crucigramas, sudokus…

En todo caso, no se puede negar que la gran responsabilidad del envejecimiento mental saludable la tiene la genética de cada uno, por lo que nuestra influencia sobre ella es mínima… Aun así, que no sea por falta de esfuerzo por tu parte: todo lo mencionado hasta ahora y los próximos consejos ralentizarán este inevitable deterioro cerebral.

5. Estrésate menos

Prácticamente todos los estudios realizados sobre el tema en España y el mundo apuntan a lo mismo: el estrés prolongado en el tiempo tiene nocivas consecuencias en lo que a la esperanza de vida se refiere. Y es que quienes no son capaces de desconectar tomándose un refresco y varios aperitivos españoles un domingo por la tarde en su ciudad tendrán desgraciadamente una edad biológica muy por encima de la que tienen en la realidad. Aprende así a controlar tus niveles de ansiedad o estrés:

Di no, sin fisuras. Aprende a poner los límites que consideres en tu vida laboral o personal. Aprende a decir no a todo aquello que te cause una crisis de estrés innecesario.

Reduce tu listado de compromisos. Analiza detenidamente tus taras del día a día y elimina sin contemplaciones aquellas que sean superfluas.

6. Dale la importancia que merece a la asistencia sanitaria

Desgraciadamente este consejo está dirigido a aquellas personas con mejores capacidades económicas. Y es que aunque en España los ciudadanos de a pie cuentan con uno de los mejores sistema de salud pública del mundo, es cierto que para según qué asistencias todavía no ofrece un servicio rápido y de calidad. Así pues, será también muy recomendable que optes por un seguro médico privado que brinde todas las prestaciones específicas sobre salud que cualquier persona necesita con mayor precisión y seguimiento cuanto más mayor se hace.

7. No fumas ni bebas alcohol

Es muy fácil decirlo pero más difícil hacerlo…  A fin de cuentas se trata simplemente de ir dejando atrás los malos hábitos. Evitarás así la aparición de posibles enfermedades como el cáncer de pulmón o de hígado que perjudican gravemente la buena salud de las personas. Pero no te preocupes si muy de vez en cuando te tomas una copa de vino mientras disfrutas de ricos aperitivos españoles: si el consumo es en contadas ocasiones, los riesgos físicos serán casi inexistentes.

8. Mantente ocupado

Estar con el cuerpo y mente ocupados en el ocio o entretenimiento que te guste, es sin lugar fuente de vida y positivismo. Puedes optar por apuntarte a actividades de baile, de informática o, simplemente, pasar buenos ratos cerca de tus seres queridos. Y es que hoy más que nunca es fácil llegar a la tercera edad en excelentes condiciones psíquicas y físicas, pues la gama de planes para el tiempo libre es ilimitada: rutas en grupo con bicicleta, ir a ver exposiciones de pintura o escultura, disfrutar de una función de teatro…

9. Duerme bien

Los problemas del sueño están directamente relacionados con un envejecimiento acelerado. Así pues, debes concienciarte de la importancia de dormir bien por las noches, independientemente de los años que tengas en este momento. Estas horas del día en las que tu cuerpo duerme y descansa por las noches es esencial para reequilibrar y rejuvenecer la mente y el cuerpo después de una día intenso de trabajo u otro tipo de actividades sociales.

10. El entorno, factor clave para retrasar el envejecimiento

Lo cierto es que este último ítem pasa desapercibido para muchos, pero es más relevante de lo que se piensa. Además de alimentarte bien y darte de vez en cuando algún capricho tomando aperitivos españoles con tus amigos o familia, tener un sueño óptimo o hacer deporte a diario, lo que también influye mucho en el bienestar y el retraso del envejecimiento físico es, sin lugar a dudas, el lugar donde vivas.

No es lo mismo vivir en el centro de ciudades tan contaminadas y estresantes como Madrid o Barcelona que hacerlo en mitad del campo o en las pequeñas aldeas de Galicia, por ejemplo. El ambiente en el que vivas afectará a aspectos tan importantes del cuerpo como la piel, el pelo o los órganos internos. Así que si el trabajo te lo permite, intenta irte a vivir con la familia a una zona rural donde la contaminación no llegue y los alimentos de la huerta, naturales y ecológicos, estén a tu alcance.

Comparte este post en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.