BLOG - LA DESPENSA DE LA REAL

Conoces que es la Responsabilidad Social Corporativa o RSC?

El concepto de responsabilidad social corporativa es bastante utilizado en el mundo empresarial, sobre todo en el tiempo moderno. En definitiva, se trata de una premisa o modalidad que va de la mano con la sostenibilidad, a fin de garantizar un mejor panorama ecológico. Sí, es un término que comenzarás a escuchar más seguido, por lo que no estaría mal que aprendas acerca de él.

 

¿Qué se entiende por RSC?

Hoy por hoy, la gestión empresarial abarca una gran cantidad de premisas y de aplicaciones, siendo la RSC parte de ello. Como podrás entrever, son las siglas para Responsabilidad Social Corporativa, la cual posee un gran alcance en la actualidad. En sí, es utilizada para medir y cuantificar el impacto de la compañía sobre la multitud y, a su vez, en el medioambiente.

A raíz de un estudio de la propia marca, se crea un análisis en donde se determina el tipo de actuación de la empresa con el ecosistema. De no ser favorable para el entorno natural y para la sociedad en general, es cuando se debería activar el protocolo de Responsabilidad Social Corporativa. En otras palabras, habilitar todas aquellas medidas para frenar o disminuir el impacto de la compañía sobre los actores nombrados.

En la actualidad, la Responsabilidad Social Corporativa se relaciona directamente con la sostenibilidad. Ambas tendencias van de la mano en la búsqueda de garantizar una transición amistosa desde el “mundo moderno” al “mundo ecológico”. A la larga, todo está nace con la finalidad de reducir la cantidad de riesgo que existe de padecer un colapso ambiental por la actividad industrial.

¿Cuál es el objetivo de la Responsabilidad Social Corporativa?

Como ya mencionamos, la RSC busca completar el objetivo de una transición hacia un mundo más ecológico. Trabaja en aras de hacer ver el daño que causa el impacto industrial y corporativo en el medioambiente, junto a lo limitados que son los recursos naturales. Por consiguiente, lucha por una causa seria a través de distintos métodos bien comprobados y apoyados.

La Responsabilidad Social Corporativa encabeza prácticas tanto sociales como ambientales que, a posteriori, marcan la pauta. Asimismo, siembra un tipo de conducta no solo en la misma empresa, sino también en cada cliente que se sume a sus filas. Mientras más familiarizada esté la humanidad con este concepto, más rápido se propagará el mensaje que se quiere transmitir.

En última instancia, la RSC puede ser aplicada por cualquier empresa o marca que la contemple dentro de su funcionamiento moral. A causa de ello, se estaría sumando a un movimiento que, con cada día que pasa, cobra mayor fuerza. Ante ello, si se logra alcanzar un buen quorum, el cambio y la transición tan deseada, no tardará en llegar o volverse realidad.

A todas estas, ¿en qué consiste el desarrollo sostenible?

Ahora que nos hemos pasado hablando todo el artículo de RSC y sostenibilidad, aclararemos la traducción de este último término. Si bien puede concretarse de distintas maneras, hace tiempo se definió como las actividades que satisfacen el presente, sin perjudicar el futuro. En otras palabras, son todas aquellas gestiones que velan por la conservación del ahora para poder disfrutar del porvenir.

El principal cofactor que influye negativamente el desarrollo sostenible es la explotación social y ambiental. Como ya se ha venido mencionando, la industrialización cada vez más avanza sin escrúpulos, sin importar su impacto en la cotidianidad. Por consiguiente, combinar los esfuerzos de la Responsabilidad Social Corporativa con la sostenibilidad, es la esperanza para un futuro más llevadero.

Con el apoyo junto de la RSC y la sostenibilidad, se crean campañas sociales, económicas y ecológicas. Todas ellas van dirigidas a concientizar sobre el hecho de producir y consumir las riquezas del planeta, pero de una forma aceptable. En el caso adverso, no tardaremos mucho en acabar o sobrepasar el límite establecido como “capacidad de renovación natural”.

¿Qué tan obligatorias son las campañas de Responsabilidad Social Corporativa?

Todavía no es ley total la implementación obligatoria de la Responsabilidad Social Corporativa. En ciertos países alrededor de Europa, como en el caso de España, son acciones que obedecen a un carácter netamente voluntario. Y exclusivamente voluntario, sino que también responder a cuestiones morales, éticas y de sentimiento de pertenencia.

Pese a ello, la RSC y el desarrollo de sostenibilidad acarrean consigo una serie de beneficios a corto plazo. En primera instancia, da a conocer el compromiso de la marca con el medioambiente, lo que atrae clientes y fidelización. Conjuntamente, es una oportunidad para elevar la reputación y apoyar, sin fines de lucro, a las verdaderas organizaciones que buscan el objetivo principal.

Comparte este post en redes sociales

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.