21 mayo, 2020

El valor de la aceituna tradicional, la nuestra

Si buscamos algún símbolo o producto gastronómico que represente la historia y tradición de España, entre los tantos que existen, es sin duda, la aceituna la mejor representante. Su sabor, variedad, practicidad y derivados, hacen que este cultivo haya estado presente en diferentes épocas de nuestras vidas. A lo largo de la historia y de las diferentes civilizaciones, ha sido una constante en la mesa que se mantiene hoy en día.

 

El origen de la aceituna data de millones y millones de años en la tierra, se cree que los primeros cultivos de olivo se extendieron por toda la zona mediterránea, incluyendo gran parte de Europa, África y Asia Menor. Debido a la gran cantidad de siembras en estas zonas, los primeros cultivos de lo que hoy sería una aceituna, fueron adquiriendo importancia para civilizaciones como los fenicios, romanos y árabes, que vieron en ellos diversos usos.

Es importante recordar que la aceituna, como se le conoce, llegó a América gracias a los colonizadores españoles, que durante el siglo XVI llevaron esos cultivos a tierras lejanas. Con la evolución de aquellas civilizaciones, hasta el sol de hoy, las aceitunas han acompañado la historia gastronómica de España, estando siempre presente, bien sea para acompañar algún aperitivo, como en su versión procesada de aceite de olivo.

 

Sin duda, el avance de la tecnología ha permitido la transformación de la aceituna como la conocemos en la actualidad, desde sus presentaciones y hasta el amplio número de tipos de aceitunas; esta variedad ha hecho que este fruto se convierta en un símbolo internacional de nuestras tradiciones. Aderezadas, al natural, negras o rellenas de ricos y variados ingredientes, tienen el sabor que representa la identidad una marca país como lo es España.

 

Cosecha ecológica de aceitunas

 

Los avances tecnológicos también han servido para redimensionar lo tradicional y hacerlo mucho más sensible y amigable con las condiciones ambientales. En el caso de los cultivos de aceituna, nuestra política apunta a medidas que no sean agresivas con la tierra bajo ninguna circunstancia. Utilizando técnicas y componentes que no alteren a las plantas, que no afecten a los trabajadores en los campos y que mucho menos expongan la salud del consumidor final.

 

La cosecha ecológica de aceitunas nace de la necesidad de garantizar las medidas sanitarias de todos los miembros involucrados en el proceso de recolección y distribución. La mejor manera de perpetuar las tradiciones es proyectar un futuro donde puedan continuar en armonía con el medio ambiente, sin representar un riesgo para la tierra ni para el consumidor que ve en estos productos una parte de su identidad.

Cumpliendo con este valor de implicación en el cuidado y preservación de nuestro ambiente, en La Real, nos involucramos en todos los procesos de producción de la aceituna desde el cultivo, su recolección, selección, empaquetado o envasado y su comercialización hasta el punto de venta, apoyándonos siempre en nuestra red de cultivadores que comparte nuestra visión y obsesión por la calidad.

La tradición de las aceitunas en España

 

Son muchas las tradiciones españolas que involucran a las aceitunas, desde el popular tapeo donde siempre están presentes, pasando por bebidas y llegando a fechas especiales del calendario español, estos sabores siempre dicen presente en la mesa. El origen de estas tradiciones sin duda hace referencia a la dieta mediterránea, que se basa en la costumbre de compartir la mesa, como un acto lleno de familiaridad.

 

A la par de las tradiciones, se encuentran las propiedades de las aceitunas de mesa, que se caracterizan por ser un alimento ideal para cuidar nuestro organismo, a la par de ser el complemento perfecto para una gran variedad de platos y recetas. Debido a la amplia variedad de aceitunas, bien sean enteras, deshuesadas, verdes, negras, rellenas, aliñadas, siempre hay un sabor que tiene una connotación de familia y tradición para cada quien.

 

Las tradiciones que giran en torno a las aceitunas de mesa van más allá de un plato, y es que España es el primer país productor de aceitunas del mundo, según los datos oficiales del Consejo Oleícola Internacional con más de 526.000 toneladas al año, asumiendo también la responsabilidad de ser el máximo exportador mundial de este fruto que siempre nos traslada a nuestra identidad.

 

Para reforzar esta identidad que caracteriza a nuestra marca país, dentro de la gastronomía mundial, en La Real seguimos trabajando para seleccionar las mejores materias primas desde en su origen, cuidando detalles tan importantes en cada aceituna como el tamaño, el color y su firmeza; siempre a disposición de nuestros clientes, con la más amplia selección del mercado de sabrosas aceitunas de origen España.

Comparte este post en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.